Si al Reciclado no al enterramiento o incineración. El reciclado es un servicio público.


 
Reenvio comunicado plantas sociales norte III

Francisco




 SOLICITAMOS DIFUSION - COMUNICADO DE PRENSA
San Martín, mayo de 2012
EL RECICLADO ES UN SERVICIO PÚBLICO
Los trabajadores de las plantas sociales del relleno sanitario Norte III estamos llevando a cabo un plan de lucha desde fines del año pasado porque necesitamos que las autoridades y la sociedad en su conjunto escuchen nuestros legítimos reclamos.
El volumen creciente de residuos que se generan en los principales centros de consumo constituye un enorme pasivo ambiental, al que los trabajadores del reciclado, entre quienes nos contamos, hacemos frente cotidianamente ejerciendo nuestro oficio con profunda entrega y responsabilidad. Sin embargo, las condiciones de trabajo que se nos imponen y la incertidumbre permanente acerca de la continuidad de nuestros emprendimientos, por falta de mantenimiento y deterioro de la maquinaria, nos llevaron a cortar la Autopista del Buen Ayre  a fines de enero, durante varias horas y a nuestro pesar. En esa oportunidad suscribimos un acuerdo con el Gobierno de la Ciudad que fue incumplido, por lo que hoy nos encontramos en una situación todavía más desesperante desde el punto de vista de la infraestructura, con el agravante de que nuestra confianza se ha visto mellada por este incumplimiento, uno más en una larga lista. Ante esta situación realizamos un corte en el camino del Buen Ayre el día 17 de mayo 2012
Cuando comenzó el programa de plantas sociales se nos alentó a aceptar la conformación de cooperativas para poder dejar "la quema", para que nuestros hijos dejaran de comer de la basura y tener un "trabajo digno". Casi 9 años después nos encontramos con que todavía muchos compañeros se ven obligados, luego de jornadas extenuantes de trabajo en la planta, a salir a  empujar un carrito o a subir a la montaña, porque lo que obtenemos de la venta de materiales apenas alcanza para comer poco y mal. Por lo mismo, tampoco podemos afrontar en soledad el mantenimiento y la reparación de la maquinaria. Para colmo, como cuando íbamos a la quema, nos vemos sometidos permanentemente a la arbitrariedad de los operadores del relleno que permanentemente nos cortan el suministro de materia prima o nos envían los camiones con residuos de peor calidad. Reclamamos, pero nadie nos oye.
Nuestro dolor frente a la indiferencia de las autoridades se profundiza cuando observamos que, en este contexto, hay plantas que no están funcionando mientras miles de vecinos siguen yendo a la quema. Ni que decir cuando vemos que, en vez de fortalecer y alentar las experiencias de quienes venimos peleando la guerra contra la contaminación ambiental en el más absoluto olvido, se construye en el mismo predio una planta de última generación para la que se están reclutando trabajadores de otros barrios. Que no se nos malinterprete: Todos los compañeros son bienvenidos y, conociendo en carne propia la humillación del desempleo, no seremos nosotros quienes nos opongamos a la creación de fuentes de trabajo. Pero nos preguntamos: ¿Por qué es preferible construir una planta nueva que sostener y poner en funcionamiento las que ya existen? ¿Qué hay detrás de esta medida?
En este marco los trabajadores de plantas sociales, unidos como nunca en nuestra convicción de no hay otro camino para hacernos escuchar, queremos decirle a toda la sociedad: No aceptamos ser tratados como "asistidos", ni queremos ser considerados "vulnerables". Queremos que se nos reconozca como trabajadores con un oficio, capacidad para autogestionarnos y voluntad de luchar por un medio ambiente mejor para todos. Por eso exigimos:
1.     RENOVACIÓN DE LA MAQUINARIA
Necesitamos que se reponga a nuevo nuestro capital de trabajo y que se establezca un plan sustentable de mantenimiento que prolongue la vida útil del nuevo equipamiento que vayamos recibiendo. Queremos trabajar con mayor seguridad y eficiencia.
2.     GESTIÓN TRANSPARENTE DE LOS CAMIONES
La rentabilidad de nuestra actividad, mientras siga dependiendo de la venta de materiales, requiere la recepción regular de camiones provenientes del circuito "privado" de recolección, es decir provenientes de empresas. A sabiendas de esta situación los operadores del relleno sanitario nos amenazan constantemente y nos castigan, frente a cualquier situación, sustrayéndonos la posibilidad de acceder a esos camiones. De hecho, muchas veces han usado el recurso de enviar privados a una u otra planta social, como modo de acicatear el conflicto entre plantas.
Hoy queremos que sepan que estamos hartos de amenazas y castigos y que no pensamos entrar más en sus juegos: Exigimos que haya veedores de las plantas que puedan controlar la gestión de los camiones para asegurar una provisión equitativa y para poder actuar frente a situaciones puntuales: cuando una planta social no puede operar su cinta, las demás plantas estamos dispuestas a que reciba mayor cantidad de privados hasta que resuelva su situación. La solidaridad no es mala palabra para nosotros, sino algo de todos los días porque es lo que aprendimos de nuestros mayores.
3.     INGRESO DIGNO Y MEJORES CONDICIONES DE TRABAJO
Como prestadores de un servicio público que somos consideramos un tremendo atropello que  nuestro ingreso deba quedar acotado a lo que obtenemos de la venta de materiales. Si es la sociedad en su conjunto la que genera residuos, si los productos recuperados son insumos industriales que mejoran la competitividad de las empresas, nuestro servicio debe ser retribuido como tal.
Agradecemos profundamente que se nos haya tenido en cuenta para algunos subsidios destinados a poblaciones vulnerables o sin empleo, pero  hoy exigimos un tratamiento adecuado a nuestra condición de trabajadores de oficio que prestan un servicio. Como los recolectores de residuos, los enfermeros o el personal de la municipalidad: Queremos percibir un ingreso constante y tener acceso a la seguridad social. Ni más, ni menos.
Por otra parte, somos conscientes que un régimen de esta naturaleza nos permitirá ser más eficientes en la recuperación: hoy solamente separamos que lo podemos vender, hoy vendemos las cosas "como están" porque no podemos perder tiempo en agregar valor o mejorar las condiciones de los materiales.
4.     REAPERTURA DE LAS PLANTAS CERRADAS
Exigimos que el Reciparque funcione al máximo de su capacidad no solo para poder incrementar los niveles de recupero de residuos,  sino también para que más compañeros puedan tener acceso a fuentes de trabajo en el reciclado.
5.     Sí al Reciclado, No al Enterramiento o la incineración
El único modelo sustentable de gestión de los residuos es el RECICLADO. El problema de la basura es a la vez ambiental, económico y social. Un modelo sustentable es aquel que considera todos estos componentes, y el reciclado es el único que garantiza este equilibrio.
A fin de garantizarlo, se requiere un nuevo modelo de gestión de los residuos sólidos urbanos, frente al fracaso del modelo basado en rellenos sanitarios y la ley de basura cero. 
Para ello, hace falta una NUEVA LEGISLACIÓN que asegure la mejor articulación entre estado nacional, estados locales, empresas y emprendimientos sociales. Para lograr, por ejemplo: pago al CEAMSE por tonelada recuperada y no por tonelada enterrada. Y esto debe ser YA y con activa participación de los trabajadores del reciclado, que somos quienes están en las trincheras de la lucha contra la contaminación,  a pesar de que nunca se nos tenga en cuenta.
Teléfonos de referencia en el corte, para los medios y periodistas:   LORENA 155-487-5042   LIDIA 153-139-0579  NELSON 155-333-4516
PLANTAS SOCIALES DE SEPARACIÓN Y RECICLADO: LA ESPERANZA DEL REY, SOTRACOM, LAS PILETAS,
TREN BLANCO, 3 DE MAYO, LA ESPERANZA, INDEPENDENCIA
LOS PIBES DE LA MONTAÑA, ECOMAYO. LAS QUE HAN DADO TRABAJO A MAS DE 800 TRABAJADORES.
ADHIEREN:  AGRUPACION EL PLUMERILLO; COOPERATIVA LA CACHIMBA; COOPERATIVA ERNESTO GUEVARA; COOPERATIVA TEXTIL TAAGUATO; COOPERATIVA WILIAM COOK,
ASOCIACION CIVIL CENTRO COMUNITARIO 8 DE MAYO.  

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Seguinos por Email