MODIFICACIONES A LA LEY DE TRANSITO: Villegas propone la utilización del "Casco inteligente"

MODIFICACIONES A LA LEY DE TRANSITO



Villegas propone la utilización del "Casco inteligente"


El diputado provincial Gabriel Villegas presentó un proyecto mediante el que propone la modificación del artículo 48 de la Ley de Tránsito de la provincia de Buenos Aires, incorporando a ésta, la obligatoriedad de circular con cascos que posean sensores de presión y de temperatura.
Tras su visita a la Expo UIO-Tec que se realizó el 18,19 y 20 de noviembre en las instalaciones de la Unión Industrial del Oeste, donde expusieron todos los colegios técnicos de Hurlingham, Merlo, Morón e Ituzaingó, el legislador se interiorizó acerca de la posible incorporación del proyecto presentado por los alumnos de la Escuela Técnica Nº 1 de Merlo, denominado "Casco Inteligente".
El casco posee sensores de presión y de temperatura, emitiendo una frecuencia desde el casco a la motocicleta, ciclomotor y triciclo motorizado, la cual es receptada por el vehículo, indicando de esta manera que el casco se encuentra colocado en la cabeza del conductor, y permitiendo, sólo así,  el arranque del vehiculo de referencia.
La ley nacional y provincial de Tránsito obliga al uso de casco cuando se circula en motos, cuadriciclos, triciclo o ciclomotores, y la obligatoriedad de su uso parece lógica teniendo en cuenta que estos  vehículos no poseen carrocería alguna que pueda servir de contención en caso de choque o vuelco, y que la sola pérdida del equilibrio en la moto puede significar dar de cabeza contra el suelo, sin embargo, hay mucha gente que no lo usa.
El politraumatismo es el conjunto de lesiones que aparece con mayor frecuencia en los accidentes de motos. Según diversos estudios, supone entre el 30 y el 40 por ciento de los heridos en este tipo de accidentes.
En tanto, las lesiones craneoencefálicas suelen producir gravísimas lesiones cerebrales. Las secuelas son coma, infecciones, síndrome posconfusional, desencadenamiento de psicosis, parálisis espásticas, afasias, epilepsias o neurosis postraumáticas.
La reglamentación actual describe normativas de seguridad y calidad en diversos tipos de casco según de qué moto se trate, sin embargo, las últimas mediciones de uso de casco realizadas por Luchemos por la Vida, en mayo y junio, indican que solamente el 56% de los conductores de motos o ciclomotores lo usan. Y relevamientos parciales en el Gran Buenos Aires y localidades del interior del país muestran todavía mucho menos uso.
Villegas relató que "la no utilización del casco llevó a un grupo de jóvenes, estudiantes de la Escuela de Educación Técnica Nº 1 de Merlo Provincia de Buenos Aires, bajo la supervisión de la profesora Alexander Viviana, a construir un "casco inteligente" que a través de sensores de presión y calor corporal obligan a que el conductor de la motocicleta deba tenerlo puesto para que ésta arranque".
"El dispositivo puede venir en motos nuevas o colocárselos a las usadas. Este producto no se fabrica en serie, pero es un deber de la Provincia buscar la seguridad de sus ciudadanos, por esto creo que es necesario legislar al respecto, ya que con un elemento de este tipo podemos salvar muchas vidas", aseguró el legislador, y aclaró además que "el costo aproximado de este dispositivo es de cien pesos, muy barato en comparación con la vida de una persona".
Por otra parte, este dispositivo tiene otra utilidad secundaria pero no menor, que es la posibilidad de evitar el robo de motocicletas, ya que sin el casco la moto no arranca.
De acuerdo a la modificación propuesta por Villegas a la Ley de Tránsito, los acompañantes deberán circular con casco reglamentario y tanto éste como el conductor deberán llevar chalecos refractarios, los cuales tendrán impreso, en forma legible, el dominio del vehiculo que conducen. Su incumplimiento será considerado falta grave.
Por otra parte, el legislador presentó además un proyecto mediante el cual se declara de "Interés Legislativo" el invento denominado "Casco Inteligente", creado y desarrollado por los alumnos de la Escuela Técnica  Nº 1 de Merlo.

Cifras

Los cascos salvan vidas al evitar golpes y heridas en la cabeza, devastadoras y discapacitantes. Los motociclistas que no usan casco tienen mucho más alto riesgo de muerte o de sufrir lesiones permanentes. La Oficina General de Contaduría de Estados Unidos (GAO) ha estudiado y probado que:
•          Los motociclistas que usan el casco tienen un 73% menos de mortalidad que los que no usan el casco.
•          Los motociclistas que usan el casco tienen hasta un 85% menos de lesiones graves que los que no usan casco.
En su "Reporte al Congreso: Beneficios del Cinturón de Seguridad y Cascos de Motocicletas", la estadounidense NHTSA (Administración Nacional de Seguridad del Tránsito) confirma los hechos:
•          Los cascos de motocicleta tienen una efectividad del 67% en la prevención de lesiones cerebrales.
•          Los motociclistas que no usan el casco tienen tres veces más posibilidades de sufrir daños cerebrales que los que lo usan.


No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Seguinos por Email