Foro Permanente de la Educación



CONVOCATORIA AL FORO PERMANENTE POR LA EDUCACIÓN
EN LA MATANZA
A realizarse los días 18 y 19 de septiembre  a partir de las 9hs en la EPB N°1 de San Justo
La educación es un derecho y un bien social de todo el pueblo  a ser distribuido democráticamente y al mismo tiempo una necesidad para emanciparnos de la dominación económica y política de las potencias hegemónicas.
El Estado nacional debe ser el principal responsable, garante y proveedor de los medios materiales para el sostenimiento y desarrollo de la educación. Debe asegurar a todos y todas, las condiciones para el ingreso, permanencia, acreditación, promoción y egreso del sistema educativo.  Sin embargo, por cada peso invertido por el Estado en educación, $0,59 son destinados a subsidiar la educación privada. Bajo cuerda avanza la privatización de la enseñanza bajo las más diversas modalidades. Contrariamente, nuestras escuelas públicas de distintos niveles  presentan –en su  mayoría-  el doloroso paisaje del abandono y el deterioro, baños en deplorable estado,  aulas sin vidrios ni calefacción, escasez de material didáctico y  de libros, ausentismo docente por las más variadas causas, etc.  La tarea de lxs docentes resulta menoscabada desde el momento en que lxs mismxs necesitan desempeñarse en más de un cargo para poder adquirir los artículos básicos de la canasta familiar.  La creación,  en un instituto de formación docente de nuestro distrito,  de un fondo de fotocopias usadas es un dato ilustrativo de las penosas condiciones en que se forman nuestrxs futurxs maestrxs y profesorxs. 
Nuestro pueblo viene recorriendo un largo camino para conquistar una verdadera democracia, con contenido social, independencia nacional e integración continental sin tutelajes. A las rémoras de impunidad del terrorismo de Estado y de la inmoral deuda externa – pesada herencia dejada por la última dictadura - hay que sumarle las políticas privatistas y antipopulares de los años 90. Las recetas del neoliberalismo, cuya esencia consistió en la enajenación al estado de cualquier vestigio de soberanía, se expresaron en la educación en el sometimiento absoluto a los dictados del Banco Mundial, en la primacía del criterio de subsidiariedad del estado, que reserva a éste sólo aquellas funciones que no puede realizar el sector privado. ¿Dicho criterio incluye a la educación de  los más pobres y excluidos? Con un léxico rebuscado donde cada término significa en la práctica su contrario, el neoliberalismo convierte a la educación en mercancía.  El impacto de esas políticas  sólo puede ser superado si las víctimas del mismo nos convertimos en sujetos activos del cambio necesario. En tal sentido vale preguntarse si la nueva ley nacional de educación que reemplaza a la ley federal sancionada durante el menemato, significa una superación o una continuidad del neoliberalismo en un nuevo contexto.
 ¿Quién enseña? ¿Quién aprende?¿Qué se enseña? ¿Cómo se enseña? ¿Para qué se enseña?, son preguntas que no por conocidas, han perdido su utilidad para orientar el debate y la acción por una educación de signo transformador.
El debate sobre el tipo de educación que necesita nuestro pueblo no puede quedar restringido a una élite de especialistas, expertos o tecnócratas obedientes a los organismos multilaterales de crédito como el Banco Mundial.  Docentes, padres, madres y estudiantes, tenemos el derecho a decidir qué educación queremos, cuáles deben ser los contenidos curriculares, para qué tipo de país y de sociedad, como también las condiciones materiales de enseñar y aprender.
Cada vez que el/la  docente se planta frente a la clase,  se produce un hecho político social . Tomar conciencia de ello  lleva a descubrir que las decisiones curriculares, las prácticas pedagógicas y las normativas que desarrolla y aplica diariamente no pueden dejar de tener consecuencias políticas, pues en el centro de esas decisiones, prácticas y normativas, lo que se encuentra en juego es la relación de los sujetos con el conocimiento. Y el conocimiento es una relación social y una construcción socio-histórica, colectiva,  y  al mismo tiempo, objeto de disputa política e ideológica.
Entendemos que las condiciones de enseñar y aprender, las condiciones laborales y de salubridad en que se desempeñan lxs docentes, su formación profesional, la evolución de su situación en un régimen jerárquico y verticalista, son productos de un proceso  inacabado, dinámico y contradictorio, que amerita un registro histórico, indispensable como conocimiento para la lucha de  las nuevas generaciones de trabajadorxs de la educación.
Hoy la comunidad educativa se enfrenta a nuevos desafíos. La llamada "nueva secundaria" de seis años ve aumentar su matrícula de manera exponencial, como producto del incentivo que constituye para las familias humildes el otorgamiento de la asignación universal por hijo.
Pero la aspiración a una escuela inclusiva choca entonces con las limitaciones apuntadas más arriba, como continuación de una política que destina a los sectores populares escuelas pobres para la contención social y no para el conocimiento.
Es un hecho comprobable que la educación, la escuela y el conocimiento, a pesar de la crisis siguen siendo valores importantes para nuestras comunidades. Que en muchas escuelas hay docentes y comunidades que no se entregan y libran a diario, en las condiciones más difíciles la amorosa batalla por la educación, que es al mismo tiempo una batalla por la auténtica democracia. Que en las organizaciones sociales de nuestros barrios se producen también a partir de las luchas populares, saberes y conocimientos vinculados a la realidad social, a los derechos humanos, a la salud, a la protección del medio ambiente, de la calidad de vida, a las problemáticas de género etc.  Que a la par del sistema de educación formal y como forma de subsanar los efectos de la larga ausencia del estado,   se desarrollan distintos emprendimientos de educación popular como las escuelas de alfabetización, los bachilleratos populares, etc.  Que esos saberes, conocimientos y experiencias  pueden y deben converger con los de la escuela como  adquisición de herramientas para la emancipación.
Pensando en ellos, en los tercos y tercas que no se entregan y pelean por una educación de signo democrático y transformador es que convocamos a este Primer Foro Permanente de la Educación en nuestro distrito, con el objeto, de encontrarnos, escucharnos, socializar experiencias, formular propuestas, debatir, coincidir, y disentir fraternalmente y ensayar estrategias comunes sin preconceptos. Abrirnos a nuevos interrogantes más que buscar respuestas categóricas. Para que este foro sea en sí mismo un acto de soberanía y democracia participativa, una reafirmación de principios y un enriquecimiento mutuo.-  LA MATANZA, JULIO 2010.
MESA ORGANIZADORA- Corriente Docentes por la dignidad- Asamblea de Vecinos Autoconvocados No al Ceamse de Cdad. Evita- Frente Popular Darío Santillán de La Matanza- Socialismo Libertario de La Matanza-
Adhieren: Coordinadora de Asambleas Barriales de La Matanza-  CEHLAC (Centro de Estudios Històricos para Latinoamèrica y el Caribe- )-Zonal Docentes de Rafael Castillo- Marcelo Firpo (docente)- Escuela Popular "Yo sí puedo" del barrio La Juanita- Laferrere- Asociación Boliviana de Laferrere-  Colectivo redactor periódico "El otro país".
Se reciben adhesiones en dxdmatanza@yahoo.com.ar- teléfonos: 4487-2412 (Dante)
                                                                                                               4487-0510 (Graciela)
                      
 PARTICIPA Y DIFUNDE (AVACE)
Asamblea de Vecinos Autoconvocados de Ciudad Evita contra el CEAMSE


NO MÁS CEAMSE
NO A LA PLANTA DE TRANSFERENCIA 
NO A LOS BASURA-LES A CIELO ABIERTO 
POR UNA NUEVA POLÍTICA DE TRATAMIENTO DE RESIDUOS
ENTERRAR LA BASURA ES ENTERRAR NUESTRO FUTURO
CEAMSE=FABRICA DE EPIDEMIAS 
Correos:





 
Miembro de:
Coordinadora de Vecinos de La Matanza
Espacio Intercuencas
Osabaires
Unión de Asambleas Ciudadanas - UAC -
350. ORG
AVAAZ

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Seguinos por Email