De Narváez inauguró el Comando Central de La Matanza



JUNTO AL CONCEJAL ADRIAN VERDINI

De Narváez inauguró el Comando Central de La Matanza


Francisco de Narváez recorrió el viernes La Matanza, bajo una lluvia torrencial, comenzando su caminata en el barrio Oro Verde de Virrey del Pino, siguiendo luego por José Hernández, a la vera del Riachuelo, para culminar inaugurando el local que cumplirá las funciones de Comando electoral del distrito, junto al concejal Adrián Verdini y la diputada provincial Mónica López, entre otros.
Durante la jornada se interiorizó acerca de la problemática de cada uno de los barrios que visitó, mantuvo reuniones con vecinos e inauguró lo que será el local principal de una red de lugares en los que la población podrá estar más cerca de las propuestas del espacio que conduce De Narváez a nivel nacional, y que acompaña Verdini en el distrito.
"Esta es la piedra fundamental del cambio que comenzamos con el resultado electoral del 28 de junio pasado", aseguró el edil, quien adelantó además: "vamos a inaugurar 15 locales más, donde nuestros diferentes compañeros y vecinos de La Matanza debatirán ideas y propuestas, para poder cambiar la triste realidad que vive hoy nuestra querida Matanza, que este 29 de julio cumplió 407 años".
Verdini consideró que "es muy importante la inauguración de este Comando central en nuestro distrito, ya que desde acá vamos a trabajar para cambiar la realidad de La Matanza y de la provincia de Buenos Aires".
Francisco de Narváez tiene presente la magnitud de este distrito que engloba tantas realidades sociales y tantas necesidades, por lo que se comprometió a visitarlo asiduamente, para poder estar cerca de los vecinos, conversar con ellos, y enterarse de boca de cada uno de sus habitantes, la realidad que padecen en materia de falta de agua potable, seguridad, cloacas, asfaltos y la terrible contaminación que se acrecienta día a día.
"La Matanza es una provincia dentro de otra, por sus características geográficas y por sus desigualdades; por eso para Francisco de Narváez es tan importante, porque entiende que para gobernar el territorio bonaerense, es necesario conocer en profundidad lo que ocurre aquí", señaló el concejal.
Para Verdini, "son muy distintas las necesidades en Ramos Mejía que en un barrio alejado como José Hernández, a la vera del río, en un lugar al que no llegan las cloacas, y en un día de lluvia como hoy, el contenido de los pozos ciegos flota y forma parte del paisaje, mezclándose con el barro de las calles porque tampoco hay asfalto, y contaminando las napas de donde se extrae el agua para consumo, porque hasta allí, tampoco llega el agua corriente".
"Hoy hay una política de Estado que está ausente, y en La Matanza estamos cansados de promesas de políticos y funcionarios que las únicas obras que inauguran son meras maquetas, pero se gastan millones en adelantos a empresas que no terminan nada de lo que anunciaron", sostuvo el edil.
Según el concejal, "el gobernador Daniel Scioli no caminó nunca este distrito; sólo viene a cumplir su rol de felpudo del gobierno nacional. No se embarró jamás los pies, y lo más cerca que estuvo del agua fue cuando piloteaba lanchas".
Verdini señaló con suma preocupación que "en las calles de este distrito se ven chicos de menos de diez años muertos en vida, por consumo de paco; cientos de jóvenes que a su corta edad, ya no tienen esperanza".
No obstante, el edil está convencido de que "De Narváez encarna la esperanza de los bonaerenses, y se propone traerles soluciones a sus problemas".
Por su parte, el diputado nacional aseguró que "hoy, en La Matanza, trazamos una línea entre el pasado y el futuro, y se puso de pié un ejército de voluntades para cambiar esta realidad".
"No podemos seguir pensando que la Argentina se divide entre los que tienen y pueden y los que no tienen y no pueden. Necesitamos encontrar un equilibrio en la política", señaló De Narváez.
El legislador aseguró que "es necesario vencer nuestro peor enemigo: el miedo al cambio".
"Estamos cansados de gobiernos que nos mienten y nos defraudan", remarcó y fue claro a la hora de plantear su horizonte político: "mi límite son Cristina y Néstor Kirchner y Daniel Scioli", pero dejó "la puerta abierta para todos los que quieran sumarse a esta fuerza de cambio", quienes dijo, "serán bienvenidos".
En materia electoral, el diputado aseguró: "mi preocupación no es ganar la próxima elección, que sé que vamos a ganar; mi preocupación es gobernar bien la provincia de Buenos Aires, dar testimonio que se puede".
Pero para eso, instó a comprometerse con la necesidad de progreso e ilusión. "El cambio no lo podemos hacer entre pocos, lo tenemos que hacer entre todos", aseveró.


No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Seguinos por Email