Terremoto en Chille, terremonto en argentina... Simplemente traigan agua potable.

Sobre la desgracia en Chille no hay agua potable:
Con suma tristeza estamos observando por los noticieros los acontecimientos en Chille por el terremoto, las necesidades humanas y los saqueos, la falta de planes de contingencia a pesar de las múltiples señales que entrega la naturaleza por estos tiempos y que casi siempre caen en saco roto a nivel estatal ante el empecinamiento político universal y comportamiento ciudadano de ver la realidad con ojos y espíritu egoístas.
Por un momento me pongo en los zapatos de un ser humano que de repente le quitan los recursos para sostener su estándar de vida humilde o no pero al que viene acostumbrado, se lo gano y le da significado a su vida.
Realmente no se que opinar…  me quedo mudo, sin explicación coherente del porque se llega a esto sin previsión ni capacidad de contención y quedo con profunda melancolía existencial porque además no me da para salir a robar para comer ni tengo palabras para explicarlo a mis hijos y sus necesidades básicas en tales condiciones. 
¿Se imaginan si de un momento a otro nos quedamos sin agua, luz, gas, alimentos, etc.?
La familia, la sociedad, la patria y todo los valores que supimos conseguir ya no tienen sentido cuando se trata de sobrevivir.
En estas circunstancias solo prima el salvajismo y la ley del mas fuerte como en la selva pero peor aun porque el humano suele ser mucho mas dañino que el honorable animal salvaje que solo mata para vivir.
Así pienso que en argentina no estamos ajenos a esta situación y nos cabe perfectamente absorber la experiencia como para señalarles a nuestros políticos responsables directos del destino ciudadano que antes de pulsear por el botín público miserablemente, se pregunten:
¿Cómo queremos vivir en argentina y que haremos para concretar nuestros planes y sueños?
Y sobre todo luego de acordar a que se dedicara la argentina para felicidad de su pueblo todos juntos trabajemos por ello con reglas claras, premios y castigos a la producción y a la corrupción y basta de mentiras políticas porque cuando el pueblo siente necesidad será implacable e imparable y la desgracia tocara la puerta de cada uno sin excepciones, sobre todo la puerta de los que se llevaron todo canallescamente.
No creo que haga falta señalar que todas las fuerzas del estado no tienen capacidad operativa para revertir el desorden y evitar la discriminación y peor aun han sido superadas ampliamente por el delito y el abandono estatal ante la prioridad al poder del enriquecimiento ilícito con la cosa publica de quienes tienen responsabilidad de contrarrestar este sistema nefasto de gobernarnos en un país  que dice ser "Soberano" mientras ellos muestran obscenamente sus riquezas.
 Atte.


                Juan B. Vegué
Centro Ciudadano "Nuestros Barrios"

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Seguinos por Email